La Cuota Mínima Hereditaria o La Cuarta Falcidia

La Cuota Mínima Hereditaria o la Cuarta Falcidia

La figura de la cuarta falcidia es una institución que se contempla en el derecho sucesorio catalán, y tiene el objetivo de garantizar que el heredero pueda recibir al menos la mínima cuota hereditaria o la cuarta parte del total de la masa hereditaria.

El importe al que tiene derecho un heredero queda determinado cuando los legados indican que el valor de su participación está por debajo de la cuarta parte en el haber hereditario.

Con esto, se logra proteger los derechos del heredero, sin embargo, se puede prohibir el ejercicio del derecho sobre esta voluntad. Para que se pueda ejercer este derecho, el heredero deberá cumplir con ciertos requisitos que mencionamos más adelante.

¿Cuáles factores pueden prohibir el derecho de la cuarta falcidia?

Cuando el causante lo haya dejado prohibido, el heredero tiene derecho de reducir los legados cuando la ordenación no le deja libre la cuarta parte del activo hereditario. Esta reducción puede ser necesaria para que se retenga en propiedad la cuarta parte que es la llamada cuarta falcidia o la cuota mínima hereditaria.

Si el causante ha realizado llamamientos a la herencia, podrán detraer la cuarta falcidia el o los herederos que adquieren dicha herencia.

De existir varios herederos, por individual pueden retener la cuarta parte de su cuota del activo hereditario, pero no todos los legados sumados pueden exceder las tres cuartas partes de la herencia.

Antes de retener la cuota mínima hereditaria, el heredero debe tomar un inventario en tiempo y forma como lo estipula la ley en su artículo 426 – 20.

Para cualquier duda puede contactarnos y le ayudaremos a solventar su caso. Tenemos amplia experiencia en la resolución de conflictos ligados a herencia y testamentos.

Las sucesiones testamentarias

El artículo 427 – 40 del Código Civil catalán establece la cuantía en las sucesiones sin testamento en un 25%, mientras que, en el Código Civil español, la porción varía según los legitimarios.

La Cuota Mínima Hereditaria

 

En una sucesión testamentaria se protege al heredero asegurando su cuota mínima hereditaria si el testador ha distribuido la herencia en la forma de legados, superando con esto las tres cuartas partes referidas.

Otra de las finalidades de la cuarta falcidia, es evitar la ineficiencia del testamento, cuando el heredero ha renunciado a la herencia por la porción insignificante.

Al existir varios herederos, cada uno podrá hacer la retención de su cuota correspondiente como cuarta falcidia. Y si el heredero es también legitimario, tendrá derecho a la legítima y a su cuarta falcidia.

Esta legítima se establece en relación al parentesco, mientras que la cuarta falcidia cumple la función de protección al heredero.

¿Cómo se calcula la Cuarta Falcidia?

Cuando el caso sea de un solo heredero ilegítimo, la acción se simplifica. La cuota mínima que le corresponde por ley es un cuarto de la cantidad que resulte de la siguiente ecuación: El activo hereditario menos las deudas.

En el artículo 427 – 41 se establece de forma clara el cómo se realiza el cálculo de la cuarta falcidia o la cuota mínima hereditaria.

Para determinar el importe, se integran los activos hereditarios líquidos, incluyendo los dispuestos en otros legados, los créditos del causante y los extinguidos por legados. No se incluyen los bienes de objeto de atribución particular o de donación por causa de muerte.

De este valor de los bienes, se deducirán las deudas de la herencia, gastos por enfermedad o gastos funerarios, el importe de las legítimas incluyendo la del heredero legitimario.

Dicha valoración de los bienes y deudas, se realiza al momento de la muerte del causante, y deberá descontarse del valor total de los bienes y gravámenes que tenga, menos los derechos de garantía.

Cuando se calculan las deducciones, es entonces que la cuarta falcidia equivale al 25% de ese valor.

¿Cuáles son los requisitos para la cuarta falcidia?

Al realizar la determinación y la herencia no alcanza para cubrir el porcentaje que corresponde, el heredero podrá solicitar el derecho de reclamar la cuarta falcidia o la cuota mínima hereditaria. Esta solicitud se realiza reduciendo el monto total de las donaciones o los legados, para cubrir el valor dicho monto.

Testamentos y Herencias

Pero se deben cumplir con algunos requisitos para poder realizar este reclamo:

  • La no prohibición de la cuarta falcidia. El testador no debe prohibir este derecho en el testamento. La prohibición es válida, incluso de manera sobre entendida o mediante algunas frases que permitan inferir que era la voluntad del testador.
  • Aceptación con el derecho a la reclamación. Cuando se acepta una herencia, el heredero debe dejar constancia de su reclamo de la cuarta falcidia si le corresponde, en caso contrario perderá este derecho.
  • El inventario. Como ya lo mencionamos, el heredero deberá presentar un inventario formal de los bienes totales de la herencia, con un máximo de hasta seis meses luego de la fecha de muerte del testador. El inventario debe incluir tanto los bienes como las deudas de los que exista constancia y hasta la fecha del fallecimiento.

El reclamo de la cuarta falcidia debe realizarse frente a los legatarios. El heredero es quien inicia la acción. Mientras el heredero haya comprobado que se ve afectado en su derecho, podrá retener dichos bienes. Los legatarios entonces pueden iniciar la acción, si son reducidos sus legados.

¿Se puede perder el derecho a reclamar la cuarta falcidia?

La reclamación de la cuota mínima hereditaria puede realizarse dentro de los 4 años siguientes, desde la fecha de muerte del causante. Al finalizar este período se extingue el derecho.

Pero existen otras razones por las que se puede perder el derecho del reclamo a la cuarta falcidia:

  • La renuncia expresa o tácita.
  • El incumplimiento de alguno de los requisitos.
  • La presentación de un inventario falso o incompleto.

En el Código Civil de Cataluña, se prevé la posible causa de que el causante en el testamento, prohíba a los herederos ejercer el derecho a la cuarta falcidia, por lo que prevalece la voluntad del causante.

Es importante recibir la asesoría profesional cuando existe un testamento que dispone los bienes en una herencia.

La cuota mínima hereditaria es un juego entre la figura del heredero y el legatario, en el que ambos son sucesores del causante, pero con diferentes efectos sucesorios.

La figura del heredero es universal, y recibe los derechos y obligaciones por el causante, incluso responder a las deudas. En caso contrario, el legatario es un sucesor a título particular, y en su caso, solo recibe bienes concretos que le hayan sido designados expresamente en un testamento.

Estamos dispuestos a acompañarlo en su recorrido para obtener la herencia que le corresponde.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.